Conoce los tipos de queso para consumir en verano

El verano ya está aquí, al igual que nuestras ganas de comer alimentos más frescos y livianos, entre los cuales se encuentra el queso. Su gran versatilidad nos permite preparar platos y postres increíbles, así como agregarlo a las ensaladas, llevarlo como snack si vas a la playa o deseas realizar un picnic.

El Gremio Quesero de Estados Unidos produce más de 1.000 variedades de queso. Eso lo convierte en el mayor productor del mundo y también es uno de los más diversos. USA Cheese Guild se encarga de llevarlos al resto del mundo, incluyendo a Chile.

Esos expertos recomiendan para esta época consumir aquellos quesos de texturas más bien blandas o semiblandas y de períodos cortos de maduración. A continuación, te sugerimos nuestros favoritos para disfrutar en cualquier ocasión.

Para diversas ocasiones

Las opciones para consumir queso en verano son varias:

Queso crema: de sabor y textura suave, puede tener un sabor dulce y levemente agrio. Perfecto para untar, rellenar y preparar postres helados. Otra opción es utilizarlo como un sano reemplazo de la mantequilla, ya que posee más proteínas y menos grasa, colesterol y sodio.

Queso Mozarella: de sabor fresco y delicado. Tiene textura suave, elástica y cremosa, lo que nos permite poder disfrutarlo ya sea fundido, rallado o cortado en cubos. Ideal para agregar y darle un nuevo sabor a tus ensaladas de siempre.

Una de las recomendaciones para la época de calor es conservar el queso en el refrigerador.

Queso Monterrey Jack: es un queso “americano” original que se inventó en la ciudad de Monterrey, en California, Estados Unidos. Es de sabor suave y fácil de derretir, ideal para hornear si estás intentando experimentar en la cocina con nuevas recetas. Gracias a su textura también es fácil de laminar, lo que lo hace perfecto para preparar sándwiches o rallarlo y agregarlo a tus ensaladas.

Queso Pepper Jack: es un queso semiblando derivado del Monterey Jack.  Condimentado con pimientos dulces, romero, chiles habaneros, ajo y jalapeños, que le dan un sabor picante. A menudo se come con quesadillas, galletas o hamburguesas. También puede ir bien en una tabla para compartir, acompañado con pimientos jalapeños, melones, uvas, verduras encurtidas y aceitunas.

Es importante que consideres que el calor del verano también afecta al queso, ya que provoca que pierda parte de su grasa natural, influyendo en su textura y sabor. La conservación adecuada en un lugar fresco es la clave para que esto no ocurra. Lo ideal es que se guarde con una temperatura entre los 4º y los 12º C, por eso la mejor opción es dejarlo en el refrigerador.

Si te interesa probar estas opciones, puedes encontrar Cheese From The USA en Delicasei.com y los supermercados Jumbo, Líder, Tottus y Unimarc.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: