Casa Real, el vino ícono de Santa Rita, cumple 30 años

Casa Real Reserva Especial Cabernet Sauvignon, el vino ícono de Viña Santa Rita, celebra sus 30 años de historia. Y mantiene la particularidad de ser elaborado solo de Cabernet Sauvignon, proveniente de parras de más de 40 años, de una única parcela.

Fue en 1985, cuando Ricardo Claro Valdés, presidente de la viña, le encomendó al equipo enológico la elaboración de un vino de la más alta calidad. La condición fue que procediera de los viñedos de Alto Jahuel, en Alto Maipo, y que competiera con los grandes vinos del mundo.

Fue así en 1988 se creó este vino, siendo su primera cosecha el año siguiente (1989). Para ello, se seleccionaron las mejores uvas, se embotelló el mejor caldo y se eligió para su etiqueta la casona y el parque de la viña.

Considerado como uno de los vinos más importantes de Chile, tiene la particularidad de ser elaborado sólo en temporadas excepcionales. Es así como este aniversario número 30 coincide con la salida al mercado de la cosecha 2015. Ésta recibió 95 puntos por el crítico inglés Tim Atkin, quien aseguró que “éste es uno de esos tintos que todo amante de los vinos de Chile debería tener en su bodega”.

La cosecha 2015 de Casa Real Reserva Especial, representa una evolución después de tres décadas de este galardonado vino. El producto sigue siendo la más alta expresión del Cabernet Sauvignon de Chile y es un homenaje a su precursor y sus creadores. Entre ellos están Ignacio Recabarren, Klaus Schröder, Cecilia Torres, y Sebastián Labbé, con asesorías de Jacques Boisenaut y Andrés Ilabaca.

El enólogo de vinos Premium y Ultra Premium de Viña Santa Rita, Sebastián Labbé, destaca que el 2015 es un año fantástico para Alto Jahuel. Los rendimientos fueron ligeramente más bajos de lo esperado, lo que dio como resultado uva de gran riqueza, elegante y vibrante. “El vino tiene un color profundo e intenso, la nariz está dominada por cassis, cereza negra y grafito. El dulce paladar medio grita su origen en Alto Jahuel, con taninos maduros y ricos que se sostienen suavemente en la boca. Nuestro Casa Real 2015 es vivo, elegante y sedoso, con capas de sabores y texturas, y gran persistencia”, agrega.

Comparte esto: