Bombillas comestibles y biodegradables

Como una forma de reducir el uso de las tradicionales bombillas de plástico, acaba de llegar a Chile una versión comestible y biodegradable bajo la marca Sorbos.

El producto es de origen español y está disponible en cinco sabores distintos, como limón, frutilla, chocolate, manzana verde y mixto. Cada una contiene ingredientes naturales y están libre de alérgenos. Además, no se utiliza plástico en su proceso de fabricación y no contienen gluten.

Estas pajillas están hechas de azúcar y solamente tienen 24 calorías. Asimismo, tienen una textura y sabores agradables. Eso las hace muy atractivas para sensibilizar a los más pequeños sobre el respeto por el medio ambiente.

El producto es importado al país por la tienda Bebé Urbano. Roberto Mayerson, propietario del local, comenta: “Sorbos es una forma real de decirle adiós a las pajitas de plástico y empezar con una alternativa entretenida. Es una opción comestible y biodegradable, que ayuda a tomar conciencia del daño que provocamos a nuestro planeta”.

Desechos plásticos

Bombilla Sorbos

El problema no es menor, pues las bombillas están en todas partes y son usadas para todo tipo de bebestibles. Esa frecuencia de uso se debe a que son accesorios muy cómodos de usar, desechables y que usamos una sola vez. Lamentablemente, eso mismo le hace un gran daño al planeta.

Se calcula que cerca de 8 millones de toneladas de plástico se vierten cada año en los océanos, estimándose que el 4% de estos residuos son pajillas de plástico. De hecho, sólo en Estados Unidos su consumo alcanza los 500 millones por día.

Para evitar contribuir a esta situación, Sorbos está disponible en cajas de 200 unidades a un valor de $35.990 en la tienda virtual de Bebé Urbano, con despacho a todo el país. También en la tienda física que se ubica en Gerónimo de Alderete 1546, Vitacura.

Hay más información disponible en las redes sociales de la empresa: Facebook e Instagram.

Comparte esto:
A %d blogueros les gusta esto: