Aprende los beneficios de preparar infusiones frías

Las infusiones -a diferencia de los zumos, bebidas o jugos procesados- aportan menos calorías y son ricos en propiedades, por lo que son perfectas para hidratarse. A pesar de que, quizás, son una opción más desconocida o menos “a la mano”, nos aportan múltiples beneficios y sabiendo prepararlas son el sustituto perfecto para las bebidas muy azucaradas.

Aunque se trata de líquidos que tomamos fríos, éstos deben ser preparados en agua caliente, dejarlos reposar por unos minutos y luego agregar hielo. O bien, refrigerar hasta que tenga la temperatura que se desea.

“Es importante que, de acuerdo al tipo de infusión que se elija, se siga las instrucciones de temperatura que la hierba necesita. De esta manera conservará sus propiedades, tales como el sabor, color, aroma, además de su aporte en vitaminas y minerales”. Así lo señala Fernanda Martínez, nutricionista de Jöör, especialista en nutrición Ortomolecular y en área del manejo con pacientes en sobrepeso y obesidad.

Opción natural

Las infusiones tienen muy bajo aporte en calorías y tienen un efecto diurético a diferencia de los zumos de frutas. Estos últimos muchas veces se ven como algo 100% sano, pero contienen las calorías propias de las frutas y/o verduras con las que se preparan. “De todas maneras siempre será mejor una de estas dos opciones antes que una bebida procesada”, comenta la especialista.

La mayoría de las plantas que se utilizan en las infusiones, como el roiboos o el matcha (tipo de té verde), contienen grandes cantidades de antioxidantes. Estos también ayudan a prevenir el envejecimiento, mejoran el colesterol y la presión arterial e, incluso, en algunos casos ayudan a perder peso. Esto por su efecto diurético.

“Ahora, si los vemos por separado, el té matcha tiene la ventaja de tener un mayor aporte de fibra dietética que contribuye a mejorar el tránsito intestinal, reduciendo el estreñimiento. En tanto, el té rooibos contiene más flavonoides, un tipo de antioxidante. Además destaca entre sus cualidades, la quercetina, que tiene la propiedad de aliviar la hinchazón abdominal y espasmos”, señalan desde Jöör.

¿Qué cantidad de líquido se debe consumir?

La cantidad ideal de líquido que debe consumir un adulto es de 1,5 a 2 litros al día, lo que son alrededor de 5 a 6 vasos. Pero esto dependerá siempre de la prioridad que tenga nuestro organismo para hidratarlo a través de líquidos y alimentos.

“Debemos procurar si es necesario o no aumentar el consumo de líquidos de acuerdo a las condiciones diarias. Por ejemplo, si estamos expuestos a altas temperaturas, realizando ejercicios, o que por alguna enfermedad necesitamos hidratarnos (diarreas, vómitos, resfrío, etc), debemos reponer con minerales y electrolitos. En tanto, en caso de calor o post ejercicios es mejor tomar agua rica en minerales o infusiones de rooibos, jamaica, oolong, lychee o matcha», explica la nutricionista.

Recetas para todos los gustos

Toma nota a algunas de las ideas para refrescar los días de primavera que entrega la nutricionista de Jöör.

Oolong mezclado con  manzana

Ingredientes

  • Manzana (picada).
  • Canela en polvo.
  • 1 cucharada de miel.
  • Leche.

Preparación

En una olla sobre fuego lento coloca la leche, canela, miel y manzana. Coce hasta que  las manzanas estén blandas. Luego traspasa todo a una licuadora y añade el té Oolong. Mezcla hasta que estén bien combinados. Una vez listo, porciona en un vaso o más, enfría y disfruta.

Oolong  tipo limonada

Ingredientes

  • 3 limones.
  • 2 cucharadas de miel o endulzante.
  • Infusión de Oolong.

Preparación

Una vez lista la infusión Oolong tal como está indicado en el envase, agrega los limones exprimidos y la miel o endulzante. Luego sirve en vasos con hielo, previamente enfriados en el congelador. También puedes agregar rodajas de limón para darle un extra de sabor.

Jamaica con canela

Ingredientes

  • ½ taza de flor de Jamaica.
  • Canela partida.
  • Endulzante.
  • Una pizca de sal de mar (mezclada en 2 litros de agua).

Preparación

Debes hervir el té Jamaica con la canela en medio litro de agua por 3 a 5 minutos. Luego deja reposar y agrega el endulzante y el resto del agua. Deja enfriar y listo. 

Comparte esto:
error: Este contenido está protegido
A %d blogueros les gusta esto: