Los restaurantes que renovarán la oferta de Avenida Nueva Costanera

Lunes, 24 de Junio de 2013 16:00
  • El polo que nació hace 13 años ha visto cerrar varios locales y abrir nuevos.


(La Tercera).- El pionero fue el Agua. Se hizo conocido por su cocina fusión y su decoración minimalista y también, por ser el primer restaurante que se instaló en Av. Nueva Costanera. El prestigioso chef Christopher Carpentier lo abrió a fines del 2000, cuando en esa arteria de Vitacura sólo había casas, galerías de arte y lujosas tiendas de diseño.

Desde el debut del Agua, varios otros restaurantes apostaron por esa avenida, convirtiéndola en el polo gastronómico más exclusivo de Santiago. Algunos abrieron y cerraron poco después. Fue lo que pasó con Basílico, Toromiro, Aitué, World Delicatessen, Zinnia y Tierra Noble.

Este último bajó su cortina a fines del año pasado, porque la manzana donde estaba -la de Av. Nueva Costanera, General O’Brien, Juan Bautista y Narciso Goycolea- se vendió para levantar ahí Casa Costanera, un centro comercial de lujo. Hoy, Tierra Noble funciona en La Pastora, en Las Condes.

“Algunos no prendieron como se esperaba, pero los que se mantienen ahí lo han hecho porque cultivan un perfil muy claro, como Da Carla, que se sabe que es italiano y exclusivo”, asegura la crítica gastronómica Pilar Hurtado.

Los que acaban de llegar refuerzan el carácter de permanente renovación gastronómica de esta avenida, que pronto verá la llegada de nuevos vecinos a las oficinas que ahí se construyen.

Hoy, entre Av. Américo Vespucio y Vitacura (ver infografía) funcionan, en Nueva Costanera, 13 restaurantes, cuatro de los cuales abrieron en el último año, el Köök, Cumarú, De Ostras y Tapas y Saffron, un restaurante indio.

El Cumarú tuvo durante el 2012 al ex chef del Opera, Mathieu Michel, pero en abril presentaron nueva carta y nuevo cocinero, el peruano Antonio Arone.

Cabe mencionar que no sólo se ha ampliado la cantidad de locales, sino también las especialidades. El Saffron es el primer restaurante indio del sector y el único, abierto hace un par de meses. Y el De Ostras y Tapas, cuya fortaleza es lo que ofrece su nombre, lo hizo en marzo.

Lo nuevo de Acurio

Pero la renovación de Av. Nueva Costanera no termina ahí. En agosto próximo, La Mar, uno de los clásicos del sector, estrenará su nuevo local. Desde 2008 funciona en la esquina de Av. Nueva Costanera con Juan Bautista, pero ese terreno se vendió al futuro bulevar comercial.

Por eso, dentro de dos meses cerrarán esa ubicación para reabrir dos cuadras más al oriente, en el lugar que hasta el año pasado ocupó el restaurante Toromiro. Ahí se construye el nuevo local (en la foto), que tendrá capacidad para 160 comensales y 15 estacionamientos subterráneos.

“Aunque la cocina será de última generación y la carta se renovará, respetaremos la estética de la cebichería actual, con los bambúes y los tonos azules”, asegura Andrés Belfus, el socio de Gastón Acurio en La Mar.

Ambos empresarios preparan, además, su nueva jugada en Av. Nueva Costanera. Juntos traerán a Santiago Panchita, el restaurante de carnes que Acurio estrenó en Lima en 2009. “Lo instalaremos en Av. Nueva Costanera y estamos en busca de la ubicación más adecuada. La idea es abrirlo en el primer semestre del próximo año”, adelanta Belfus.

Otro que está recorriendo esa avenida en busca del lugar apropiado para su primer restaurante, es quien fue elegido el mejor cocinero de 2011, Mathieu Michel. Su espacio se llamará M y tendrá un carta de cinco fondos y la misma cantidad de entradas y postres, que cambiará cada tres semanas. Esas preparaciones continuarán el concepto franco- belga que lo hizo conocido en las cocinas del Opera y el Club de La Unión El Golf.

“Estamos negociando en tres ubicaciones y esperamos inaugurar antes de fin de año. Aunque es caro el arriendo en esta avenida, alrededor de $ 6 millones mensuales por propiedad, me acomoda, porque tiene una ubicación envidiable y todo el mundo sabe donde está”, afirma el belga.

En el bulevar de lujo

A fines de 2014, otros cuatro restaurantes se sumarán a la oferta de este polo. Estarán en Casa Costanera, el centro comercial que Corp Group, Inmobiliaria Nueva Costanera y el grupo Naval construyen en la manzana que conforma la arteria gastronómica, Juan Bautista, Narciso Goycolea y General O’Brien.

Ese espacio estará conformado por diferentes volúmenes, de tres pisos cada uno, ubicados en torno a una calle central arbolada. Contará con 95 exclusivas tiendas (Carolina Herrera, Banana Republic, Ralph Lauren y Purificación García, entre otras), tres salas de cine premium, un edificio de oficinas, gimnasio, servicios y 800 estacionamientos.

Tres de los restaurantes que albergará este espacio mirarán hacia O’Brien. Ahí instalarán terrazas en las veredas. El cuarto estará en la calle principal que atravesará el bulevar, vía que busca ser un espacio de encuentro.

¿Cuáles serán sus nombres? Christine Thompson, subgerente comercial de CorpGroup Activos Inmobiliarios, asegura que aún están negociando con los operadores y por eso prefieren no adelantarlos.

“Pero serán del mismo nivel de los que hoy están en el barrio. Además de los cuatro restaurantes, contaremos con un bistró y un food hall en el subterráneo, que es un concepto gastronómico nuevo”, sostiene la ejecutiva de CorpGroup.

FUENTE: Diario La Tercera, Chile

Temas relacionados (por etiqueta)